Ya soñaba con la Crema de Calabaza - El arte de la nutrición
15756
post-template-default,single,single-post,postid-15756,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Ya soñaba con la Crema de Calabaza

Cuando va terminando una estación para dar inicio a la siguiente mi cuerpo lo sabe, lo siente y de alguna manera me va pidiendo ya lo que está por venir. Y ahora lo que iba a llegar es una maravillosa Crema de Calabaza, sencilla, dulce, colorida, entrañable. Lo mejor como:

Primer plato para una cena relajante en una tarde de casi otoño donde ya han bajado las temperaturas

Plato único de una cena añadiendo pipas de calabaza, mijo, arroz

Plato único de una cena añadiendo garbanzos!!

Primer plato de una comida para preparar tu estómago para unos segundos platos abundantes

Chupito en una degustación o coctail con pipas de calabaza tostadas

Aquí te dejo la receta y espero que en este tiempo donde las calabazas van a ser una de las verduras del momento la puedas cocinar a menudo y sentir cómo se queda tu cuerpo después de tomarla, disfrútala!!!

 

Especialmente dedicada a aquellas personas que sienten en estos días cierto estrés, cierto cansancio emocional, pocas ganas de iniciar la rutina o que tienen entre manos muchos proyectos maravillosos y que necesitan un aporte de dulzor y reposo para luego continuar!

Ingredientes:

1 Calabaza mediana

2 Cebollas medianas

1 cucharada sopera rasa de Sal

AOVE

 

Recipientes:

Tabla de cortar

Cuchillo afilado y grande

Cazuela con tapadera

Cuchara de madera

 

Elaboración:

  1. Corta las cebollas en cuadrados grandes, cada mitad en otras cuatro mitades.
  2. Corta la calabaza en trozos grandes
  3. Pon la cazuela a calentar y cuando esté caliente añade un chorrito de aceite de oliva ecológico y incorpora la cebolla para rehogarla, con un puñado de sal (de esta manera la cebolla soltará todo su jugo).
  4. Cuando veas que está pochadita añade la calabaza y deja que se rehogue también un poquito.
  5. Añade agua hasta que casi, casi cubra las verduras y tápalo dejando que hierva.
  6. Estará listo en 15 minutos cuando la calabaza esté blandita
  7. Momento para pasarla por la batidora y lista para servir
  8. Opcional: poner perejil picado, pipas de calabaza tostaditas, alga dulse.

Este tipo de crema no necesita nada más si los ingredientes son de primera calidad que lo serán si son ecológicos, de cercanía y son de temporada. Claro que podrías ir añadiendo más cosas.

No hace falta, estamos buscando lo sencillo, lo simple y lo reconfortante, no el estímulo y la expansión.

Con una cremita así espero que tengas una muy buena digestión y mejores sueños.

1Comment

Deja un comentario