El arte de la nutrición - El arte de la nutrición
16007
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16007,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Crees que el alimento puede ser tu medicina?

¿Necesitas ayuda para hacer de esta frase una realidad?

¿Quieres sentirte con energía y vitalidad?

¡Suscríbete y déjame nutrir tu vida con mucho gusto!

Tranquila a mi tampoco me gusta el spam, te enviaré cosas que te resulten útiles para que nutras tu día a día con recetas, reflexiones y mucho más

* campos obligatorios

Te ayudo a elaborar tu menú cotidiano y que sientas la tranquilidad de saber que tienes todo lo que necesitas.

arte_nutricion_Barbara

Me gustaría transmitirte la confianza y la seguridad para que tengas claro que “el alimento es también tu medicina”.

“Alimento es todo lo que entra por los sentidos” ¿te das cuenta de cuántas maneras nos estamos alimentando continuamente? No solo es lo que comemos, también es lo que pensamos, lo que sentimos, lo que hacemos, los  lugares a los que vamos, las decisiones que tomamos.

Los siete consejos prácticos que te van a ayudar

a crear tu menú semanal:

Tanto si eres de los que te gusta improvisar en la cocina o si eres de los que quiere tener todo bien atado, dispón de un tiempo, de un espacio para disfrutar en la cocina. Que sea una forma de estar contigo, de relajarte, de crear, de aprender, de organizar, de ofrecer y ofrecerte a los demás. Puede que cocines sol@, o en compañía, en silencio o con música, en la primera hora de la mañana, o bien por la tarde. Sea como sea ese espacio que vas a dedicar, recuérdate que puede ser el momento en el que estar contigo y disfrutar.

1.- Utiliza productos integrales verdaderos: te van a aportar muchos nutrientes que van a hacer que entre otras cosas, estés más saciado con menos.

2.- Utiliza sal marina sin refinar

3.- Invierte en un buen Aceite de Oliva, a ser posible ecológico y de primera presión en frío.

4.- Reduce al máximo los procesados, refinados, productos azucarados, industrializados.

5.- Cuida el agua que bebes

6.- Consume fruta y verdura local y de temporada. Tu cuerpo y la tierra te lo van a agradecer. Estarás así en una armonía con el entorno que te rodea.

7.- Mastica, mastica, mastica y luego mastica. Sea lo que sea lo que comas, si lo masticas, masticas, masticas, todo será mejor.

Últimos artículos en el blog